14
Mar
2017

Análisis técnico: Los cinco indicadores más populares entre los ‘traders’ de éxito

by cristobal | no comments | Business, Trading, Uncategorized

En el análisis técnico no existen fórmulas mágicas ni estrategias infalibles. Pero si hay una serie de indicadores que usan los taders de más éxito.

En el análisis técnico no existen fórmulas mágicas ni estrategias infalibles, por mucho que los recién llegados pretendan buscar a toda velocidad el camino hacia los beneficios. Todo es cuestión de estudio, disciplina y mucha paciencia. Sin embargo, si es posible aprender de los operadores más experimentados y que se manejan con éxito en el mercado.

Según proponen en Sala de Inversión, hay cinco indicadores que suelen emplear los operadores de más éxito. Las siguientes estrategias de negociación no deben emplearse nunca de forma independiente, sino que deberán combinarse unas con otras para poder recibir señales claras.

Media móvil

La estrategia más simple de todas es una Media Móvil Simple. Los operadores tratarán de situarse en posiciones cortas cuando caiga el precio por debajo de la MM, y situarse en posiciones largas si sube por encima de la misma. La ventaja de esta estrategia es que nunca nos perdemos una tendencia; el inconveniente es que en los mercados en rango veremos que asumimos posiciones que se eliminan muy rápido.

MACD

La MACD (Convergencia Divergencia de la Media Móvil) es una herramienta más sofisticada, que se basa en las Medias Móviles Exponenciales o EMAs. La MACD determina dos EMAs diferentes; generalmente un periodo de 12, compensado con un periodo de 26; y habitualmente también se indica una línea de señal (una EMA de un periodo de 9). Cuando la MACD sube por encima de la línea de señal, es un indicador de fortalecimiento del mercado y viceversa. Una ventaja importante de la MACD es que genera muchas señales. Su uso más adecuado es para indicar cuándo se está debilitando una tendencia, puesto que la MACD estará alta y pasará a caer por debajo de la línea de señal. Al igual que el resto de estrategias que estamos presentando, debería usarse conjuntamente con otros sistemas.

Oscilador Estocástico

Los Osciladores Estocásticos son básicos en toda estrategia de negociación de éxito. El Estocástico refleja el impulso, y su funcionamiento consiste en ir registrando el precio de cierre de una divisa frente a su rango de precio durante el periodo. En general existen dos formas de Estocástico, el rápido y el lento. El lento ofrece en general menos señales falsas, por lo que los operadores suelen preferirlo. En el Estocástico constan dos líneas: %K y %D, y básicamente, la %D es una media móvil de tres periodos de las %K. Conviene comprar cuando %K sube por encima de %D, y vender cuando cae por debajo.

Índice Direccional Medio o Índice de Movimiento Direccional

El ADX es un indicador extremadamente útil que registra la fortaleza de las tendencias positivas o negativas. Su presentación puede variar entre las diferentes plataformas, pero la mayoría presenta un índice direccional negativo (-DI) y un índice direccional positivo (+DI), y una tercera línea, que es la media de ambos. El ADX se puede usar de muchos modos, pero el más simple es para buscar cruces entre el +DI y el -DI, y situarse en posiciones cortas cuando el -DI se sitúa por encima, y en posiciones largas, cuando el +DI se sitúa por encima. Un importante concepto que olvidan a menudo los operadores sin experiencia es que el -DI puede estar extremandamente alto y que caiga el mercado (puesto que la mayoría de los indicadores sugiere que el mercado se está fortaleciendo cuando están elevados).

Divergencia

Tras los cuatro indicadores técnicos anteriores, el quinto y último, es la divergencia. La divergencia consiste en utilizar uno de los cuatro indicadores anteriores, y compararlo con el mercado (algo que habrá que hacer de todos modos). Por ejemplo, cuando el mercado está subiendo, pero el +DI está cayendo (lo que sugiere una tendencia de debilitación) tenemos una divergencia, que suele ser señal de que la tendencia se está acabando, o que está a punto de invertirse. Los operadores de éxito prestan mucha atención a la divergencia, puesto que se suele tener por uno de los cuatro indicadores más sólidos que existen.

Desarrollar la estrategia de negociación que mejor se ajusta a uno depende de tres factores: 1) conocer nuestro mercado, 2) saber con qué exactitud reaccionan los indicadores clave en relación con dicho mercado, 3) saber con qué indicadores nos encontramos más cómodos; y ésta es una cuestión de gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *